domingo, 21 de abril de 2013

Vacunas: ¿Protección o negocio?

Nunca me han gustado las pastillas y mucho menos las agujas.



Recuerdo cuando era bien pequeña que tenía que ir todo los meses al hospital para que me pincharan un líquido muy doloroso porque tenía algo que ahora ni recuerdo que era.

Entiendo que era por mi bien pero en aquellos momentos quería que se murieran todos los enfermeros. Sólo tengo recuerdos de dolor y sufrimiento y paños calientes que me ponía mi madre en el muslo para sobrellevar el dolor que me duraba días pero no sólo aquello me parecia horroroso sino que me aparecía un cardenal tan grande como la palma de la mano que tenía que llevar conmigo a clase y sentarme de lado durante una semana para que aún encima los niños se rieran de mí. Fue una de las peores experiencias.

Aún así nunca me ha dado miedo y ni me he mareado cuando han tenido que extraerme sangre.

Después de esta experiencia empecé a tomarle odio a los químicos que entran en el cuerpo recetados por matasanos.

Así que durante el embarazo decidí que va tener un parto natural sin anestesia siempre y cuando fuera posible y la vida de mi hijo y la mía no estuvieran en peligro. Aunque sí hubiera pedido epidural no hubieran podido ponermela, porque tuve un parto muy rápido.
Situación de la que me alegro porque si hubiera tenido más tiempo para poder pensarmelo posiblemente hubiera dicho que me la pusiera porque realmente el parto no quita de ser un ejercicio doloroso. Y te hace dudar entre bienestar o salud.

Ahora le toca el turno a mi hijo y como padres debemos decidir si vacunarlo o no vacunarlo.

Queremos lo mejor para él, pero ¿qué es lo mejor para él?
Tras mis creencias personales y las de mi marido decidimos que lo mejor para él sería vacunarlo puesto que las enfermedades que podía coger son realmente severas.

Pero ¿por qué no lo costea la sanidad publica? cuando se infla a cubrir medicamentos de personas con pensiones, mientras los bebes no tienen pension que les ampare. Y como termino medio los bebes nacidos hoy en dia son de parejas en situacion de desempleo.

A esta marcha se cargarán la natalidad, asi que los jovenes de hoy en dia tampoco tendremos ni para nuestros pastillujos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario