jueves, 4 de abril de 2013

Preparando tu llegada

Cuando recibimos la noticia de tu existencia empezamos a preparar todo lo que ibas a necesitar para cuando llegaras al mundo. Como nuestro conocimiento sobre ti fue tardío, no pude tener 9 meses como el resto de las mamás. Apenas 5 meses nos diste de tiempo para hacernos a la idea de que ibamos a ser papas.
 

La aceptacion psicologica fue brusca dado al avanzado estado que teniamos ya, los primeros dias nos quedamos en estado de shock....el miedo y el nerviosismo se paseaban de la mano por nuestras mentes, ya que era algo q no nos habiamos planteado realizar aún. 

Y la aceptación física me resulto facil, excepto el ultimo mes que ya estaba tan gordita que no podia respirar. Algo tan sencillo como levantarse o sentarse se convertia en una aventura y salir andar era como hacer la maratón.

Hacía el sexto mes nos pusimos manos a la obra, y empezamos a preparar tu habitación. Estabamos muy ilusionados así que le quitamos hasta el gotelé y la pintamos de un bonito color verde agua con los muebles en blanco... estaba quedando preciosa. Tu cunita con su edredon de dibujos y su chichonera a juego me dejaba hipnotizada pensando en como te sentirías cuando la estrenaras y me dejaba soñar despierta imaginando los ratitos que echariamos en ese pequeño lugar que estabamos creando para ti y tus cositas.

Empezamos a rellenarla y a colocar tus ropitas pequeñas, pañales, accesorios de baño, bañera-cambiador, peluches... y a partir del séptimos mes, mamá dejo preparado dos mochilas (una para ti y otra para mi) para cuando llegara el gran día estuviera todo listo para no perder tiempo en ir al hospital.

En mi mochila preparé:
- 2 camisones.
- 1 bata fina.
- Un par de zapatillas de casa.
- Bolsa de aseo.
- Compresas de maternidad.
- 3 sujetadores de lactancia.
- Braguitas de algodón.
- Un conjunto de ropa comoda (para cuando saliera del hospital).

- Camara de fotos y cargador de movil.
En tú mochila preparé:
- 5 bodies.
- 3 conjuntos de ropa.
- 2 peleles.
- Pañales.
- Cremas y colonia de bebe.
- Cepillo y peine suave.
- 2 juegos de gorrito y manoplas.
- Patucos.
- Gasas de algodon.
- 1 arrullo.
- 1 mantita.

Tambien me dejé preparada una carpeta de documentacion (esto me parece importante para cualquier consulta medica):
- Todas las ecografias del bebe.
- Revisiones del bebe.
- Resultados de analíticas de la madre.
- DNI de la madre.
- Tarjeta de la Seguridad Social.
- Libro de seguimiento de embarazo.

Mientras estuve ingresada, papá colocó la silla de grupo 0 para poder volver a casa todos junticos (además es obligatorio por la DGT para viajar con el bebe).

Todo lo que lleve me resultó necesario, lo único que me falto fue una toalla de baño porque en el hospital no me dejaron ninguna en la habitación. También hubo accesorios que no utilicé porque el hospital te la proporcionan como los pañales... pero esto depende mucho de cada comunidad autónoma.

Creo que hice bien en preparar todo con antelación porque cuando las contracciones empezaron a florecer no me puse nerviosa pero tampoco era momento de preparar nada, sino de concentrarme en ti y en mi, y en que todo saliera bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario